Pio Pio 


 Historia

En 1971 los hermanos Antonio y Leonardo Fernández, resolvieron abrir un restaurante y vender de forma directa la producción de pollo de una finca avícola de su familia, situada al oriente de Popayán, en cercanías al Molino de Moscopán, en Fucha.

Los nuevos socios establecieron su negocio en un pequeño local, ubicado en la calle 6 # 8-11, al lado del afamado Sotareño, en el que instalaron cuatro mesas y 16 sillas. Su formato inicial era nocturno y de fines de semana. Pronto el Asadero PIO PIO se hizo conocer. Era usual que quienes salían de discotecas pasaran a PIO PIO a tomar consomé, comer pollo y seguir su camino a casa.

Años más tarde la sociedad de Leonardo y Antonio terminó, pero llegó una persona muy importante para la vida de Antonio Fernández: Luz Yolanda Rojas, su futura esposa, una caleña trabajadora, quien de inmediato le dio un nuevo rumbo a PIO PIO, con cambios en la administración y en la cocina, creando el producto que hoy conocemos, reemplazando la ensalada de frutas por una nueva receta, que aún acompaña al famoso PIO, que también sufrió un cambio en la receta del adobo, dándole su sabor característico.

 

Factor Diferenciador 

Cuenta con altos estándares de calidad, los productos son frescos, del día, supervisados y controlados. El formato de productos y servicio es diferente al de otros asaderos, ahí nace el éxito de PIO PIO Asadero.